Página de inicio
  Galería de fotos

ARTÍCULOS

ArtÍculo

Atónitos ante los populismos

[Artículo publicado en ABC el sábado 3 de diciembre de 2016]

Reaparece el presidente electo Donald Trump como líder proteccionista, un populista que califica como desastre total el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que rescata en Indianápolis mil puestos de trabajo de Carrier, fábrica de aparatos de aire acondicionado, a base de conceder siete millones de dólares en ayudas fiscales e insiste en la construcción del muro con México. Obtiene fuertes críticas del senador demócrata Bernie Sanders y del influyente American Enterprise Institute de influencia republicana.

Hollande, presidente de Francia, ante la difícil situación de la economía francesa, su bajo índice de popularidad y la fuerte intención de voto de la ultraderecha de Le Pen y de la derecha, liberal en economía y conservadora en ideología, decide no optar a la reelección presidencial en 2017. Prudente decisión sin precedentes en su país.

Matteo Renzi, presidente del Consejo de Ministros de Italia, afronta mañana un difícil referéndum a cuyo resultado, que las encuestas solventes creen que perderá por 10 puntos, ligó su puesto. Austria también elige, en segunda vuelta, a su Jefe de Estado entre el candidato ecologista Alexander Van Der Belde y el de extrema derecha Norbert Hofer. Europa asiste atónita a la fuerza de los populismos de derechas e izquierdas.

Malos datos laborales: incremento de 22.841 parados, el cuarto mes consecutivo de subidas. Caída de 32.832 afiliados a la Seguridad Social, según datos del Ministerio de Empleo.

El Gobierno Rajoy y el PSOE alcanzan acuerdos esperanzadores –desde la óptica política– :subida del salario mínimo un 8% y establecer el 0,6% como déficit autonómico. Supongo que nadie pensará que el 8% subida pactado para el SMI puede ser un antecedente para los incrementos salariales de convenios. No me cansaré de defender, en aras de la libertad, la primacía del convenio de empresa sobre el convenio colectivo.

Estimo impecable la posición de la vicepresidenta del Gobierno de esperar al nuevo PSOE para abordar una posible reforma constitucional.