Página de inicio
  Galería de fotos

ARTÍCULOS

ArtÍculo

La nueva era Trump

[Artículo publicado en ABC el 22 de enero de 2017]
Felipe VI presidió una importante delegación empresarial a Arabia Saudita con la que España mantiene una magníficas relaciones diplomáticas y económicas basadas en la estrecha relación de las dos Casas Reales. La profesionalidad y formación de nuestro Rey son admirables y todos reconocemos que es nuestro mejor embajador: ha impulsado la construcción de cinco fragatas por Navantia y suavizado las diferencias surgidas en la construcción del AVE a la Meca.
Los Reyes inauguraron, un año más, FITUR, la feria de turismo más importante del mundo y una espectacular tarjeta de presentación de nuestra mejor y más creciente industria. Se prevé que batirá los récords de visitantes y gastos de 2016. ¡Es difícil no sentirse orgulloso de nuestra soberbia oferta turística!

El Rey y Rajoy presidieron la cumbre de los presidentes autonómicos a la que faltaron los representantes de Cataluña y País Vasco, mostrando una falta de educación notable y con explicaciones ridículas. Todos ellos ostentan cargos democráticos elegidos conforme a una ley electoral que basa su legitimidad en la Constitución española vigente. No cumplir la ley, por sus máximos representantes, es una invitación al caos. La conferencia se desarrolló en un clima de diálogo esperanzador y con diferentes posturas. Una reflexión en la que creo firmemente: apoyo, sin la menor duda, la armonización fiscal de todas nuestras autonomías y sugiero que copien la de Madrid, que por su baja presión fiscal en IRPF, donaciones y sucesiones es la más eficiente. ¿Por qué trasladan a Madrid muchas sociedades y particulares su domicilio fiscal? ¿Hay algún empresario que dude que a menor presión fiscal se crea más riqueza? Si no creamos riqueza será muy difícil repartirla con equidad, la gran asignatura de las sociedades de este siglo.

El juramento de Trump como presidente de EE.UU. abre una era nueva en el liderazgo y equilibrio militar, económico y tecnológico. ¿Nos seguirás dando sorpresas?